¿Has oído hablar del marketing de guerrilla? Si no es así, que no te impresione el agresivo nombre: Antes de que algo bélico, se trata de cautivar la atención del posible cliente de la manera más imaginativa posible. De hecho, estas intervenciones se llevan a cabo literalmente a pie de calle y su “víctima” no es otra que cualquier viandante que se pueda cruzar con ellas.

Como puedes ver, la esencia del marketing de guerrilla consiste en utilizar los espacios urbanos para que los publicistas, diseñadores y rotuladores desplieguen toda su creatividad en ellos, los hagan suyos. Lo puedes descubrir en estaciones de tren y metro, aceras, fachadas, tejados… cualquier sitio vale. ¿Te lo has encontrado alguna vez?

marketing-guerrilla-3

Algunas intervenciones de marketing de guerrilla son minúsculas y discretas, pero  ingeniosas. Puedes pasar por delante de ellas y, si no estás atento, no darte cuenta de que están ahí. Es el caso de la mini-valla publicitaria de la película “El hombre hormiga” de Marvel, hecha a la medida, precisamente, de una hormiga.

Otras intervenciones son faraónicos y espectaculares, sin escatimar en recursos, como el helicóptero de DHL.

El marketing de guerrilla no es algo nuevo. De hecho, este término viene empleándose desde principios de los ochenta y, cómo no, fue acuñado en Estados Unidos, en este caso por el divulgador del marketing Jay Conrad Levinson, quien tituló uno de sus libros con este nombre. La expresión hizo fortuna.

Ya hemos visto que lo de “guerrilla” no va referido a nada marcial: No se trata de agarrar por las solapas a nadie ni de obligarle a comprar tu producto. Se trata más bien de pillarle por sorpresa. En esto, como decíamos, el ingenio es la esencia.

marketing-guerrilla-6

Una campaña de marketing de guerrilla se inicia con la “toma” de un espacio público que convertimos en publicitario mediante diversos elementos y mensajes. Podría tratarse, por ejemplo, del vestíbulo de un edificio o la entrada de un cine. En cierto modo, la lista de elementos que se pueden emplear es infinita, como puedes comprobar en las imágenes que ilustran este artículo. Algunos de ellos podrían ser vinilos, rótulos, letras corpóreas utilizadas con originalidad, decoración de fachadas, rótulos luminosos… Pero ciertamente la cosa va mucho más allá: Puede contemplar personas, actores, malabaristas, elementos en movimiento…

marketing-guerrilla-7

En tiempos de marketing digital, el de guerrilla va en la dirección completamente opuesta. Sin embargo, su efectividad e impacto están plenamente demostrados. En cierto modo, se trata de bajar tu valla publicitaria hasta el pie de la calle.

Y tú, ¿te atreverías a publicitar tu empresa, negocio o actividad de esta original manera?

Deja tu comentario

Código de seguridad